Así como nunca es demasiado pronto para planear una Quinceañera, lo mismo aplica para vacunarse contra el VPH.

Ni María Rosales ni su esposo Josh estaban preocupados de que su hija mayor, Joselyn, contrajera cáncer de cuello uterino en esta etapa de su vida, después de todo, como dijeron los Rosales, “Joselyn sólo tiene 12 años y aún le gustan las muñecas.”

Pero hace unos meses, al vacunar a Joselyn contra el tétanos, la difteria y la tos ferina, su pediatra del Centro Médico Cedars-Sinai de Los Ángeles, sugirió a los Rosales que la vacunarán contra el VPH – virus del papiloma humano (HPV por sus siglas en inglés).

El VPH es un virus tan común que casi todos los hombres y todas las mujeres sexualmente activos lo contraen en algún momento de su vida.

Hay muchos tipos distintos de VPH. Algunos tipos pueden causar problemas de salud como verrugas genitales y cánceres. Si se diagnostica a tiempo, por ejemplo, con una prueba de Papanicolau, el cáncer cervical puede ser curable; pero si se detecta en la etapa más avanzada, la tasa de supervivencia de cinco años se reduce entre 15 y 20 por ciento.

Se recomienda que las niñas de 11 y 12 años sean vacunadas, antes que muchas de ellas sean sexualmente activas y, por lo tanto, antes de que se hayan expuesto al VPH.

Pocas adolescentes y jóvenes están recibiendo la vacuna, pero muchas de las que reciben la primera dosis no acuden a ponerse las siguientes, esto de acuerdo con la Asociación Americana de Investigación del Cáncer.

El cáncer cervical es la décima forma más común de cáncer entre las mujeres de California, según cifras del 2008, siendo éste el primer año del que se tienen datos de todo el estado. 

Los Rosales dijeron saber de la vacuna contra el VPH pero hasta que el pediatra de su hija habló con ellos, no creían que su hija pre-adolescente estaba en edad de recibirla. La semana pasada la niña recibió la última de las tres dosis de la vacuna. Ahora, los Rosales quieren asegurarse de que su sobrina de 15 años también se vacune pronto. Aunque recientes descubrimientos han encontrado que la vacuna causa varios efectos secundarios graves por lo que es mejor consultarlo con su medico antes de aventurarse.

“El cáncer – no el cervical – ha estado presente en mi familia, así que voy a hacer cualquier cosa para evitar que alguien cercano lo padezca”, dijeron. Además de edúcarte acerca de el VPH y prevenirlo, recuerda realizarte examenes exploratorios cada dos semanas para a su vez, prevenir el cancer de mama.

 

Sobre El Autor

Quince Madrina

La Madrina para todas las quinceañeras!