Plumas de pavo real, la última tendecia en pasteles

Jose Francisco Sanchez

Stephanie Fisher regenta una pastelería en Bakersfield llamada Gimme Some Sugar. Sus originales pasteles, cupcakes y otros productos están presente en toda quinceañera que se precie. Su dueña nos cuenta aquí las últimas tendencias en cuanto a colores y estilos.

Se jactan de tener los más bellos pasteles del Valle Central. Y por lo que se ve y se prueba, no queda ninguna duda. Con más de 10 años de experiencia, la chef Stephanie Fisher y su equipo de Gimme Some Sugar han logrado dar con el gusto de la gente gracias a sus espectaculares pasteles y otras confituras que están como para chuparse los dedos.

El nombre de la pastelería es bastante original, se llama Gimme Some Sugar, e igual de originales son los diseños de pasteles que hacen, especialmente los que hacen para eventos especiales.

“Mi fuerte eran los pasteles para bodas, pero poco a poco los pedidos para quinceañeras han ido aumentando. Actualmente hacemos entre 3 y 4 pasteles a la semana para cubrir la demanda en este sector dominado por la población hispana”, comentó Fisher.

Podrían hacer más, pero el personal experto prefiere concentrarse en entregar pasteles para quinceañeras de calidad con los colores y sabores que prefiera el cliente. Un aspecto muy importante en el mercado de las quinceañeras, ya que en la mayoría de las ocasiones son las chicas las que piden un diseño o color de acuerdo a la temática de su fiesta.

“Lo que están pidiendo ahora son los que llevan colores divertidos y los que están decorados en cada piso, sin faltar los diseños tradicionales tipo castillos y princesas”, señaló la chef. “Puedo decir que los más populares son los que llevan incrustaciones como plumas de pavo real y otras que asemejen esos colores. A las chicas les gusta también que lleven decoraciones que brillen, como los diamantes de azúcar, por ejemplo”.

Si bien es un negocio pequeño, Stephanie presume de que sus pasteles son completamente hechos a mano, lo que les permite supervisar de cerca la calidad de los ingredientes para que el cliente quede completamente satisfecho. Claro, eso también provoca que estén muy ocupados en cualquier época del año, por eso Fisher recomienda a las quinceañeras que aparten su pedido con 2 a 4 meses de anticipación.

Los precios que manejan son bastante accesibles, sobre todo teniendo en cuenta el producto final que por lo general es espectacular y con el toque de los expertos. Por ejemplo, si pides un pastel para unos 200 invitados el diseño básico puede costar 600 dólares, y si es uno más elaborado puede llegar a los 2,000. “Pero cuando nos hacen uno de estos pedidos no se fijan tanto en el precio, sino en que hagamos el pastel de acuerdo a su gusto”, dijo la experta.

Cabe señalar que no solamente hacen pasteles, sino también pastelitos tipo “cupcake” y otros arreglos como parte de la decoración, a los que después se les puede hincar el diente con alegría.

Cuando tengas la oportunidad de ver sus creaciones te darás cuenta de que no solamente son reposteros, sino auténticos artistas culinarios que te pueden preparar tu pastel soñado llevándoles únicamente una idea, una foto, o una muestra del color de tu preferencia.

Así que si estás buscando el pastel perfecto para tu fiesta de quince años, en Gimme Some Sugar de seguro encontrarás algo que te guste y si de plano ya vas decidida a hacer tu pedido, asegúrate de llevar 100 dolaritos para dejarlos de depósito. Lo demás lo podrás pagar a plazos cubriendo el total tres semanas antes del día de la fiesta.

 

Gimme Some Sugar

2100 19th St., Suite D, Bakersfield, CA 93301

www.gimmeesomesugar.com