girl laying on floor showing off hair

4 mitos sobre el cuidado del cabello

Jose Francisco Sanchez

Con bases científicas, un experto demuestra que no todo lo que se dice y se hace para el cuidado del cabello es la verdad.

Abundan los consejos, los remedios y los productos para el cuidado del cabello, pero muchos de ellos resultan ser completamente ineficaces y, al contrario, causan el efecto contrario de lo que se pretendía.

De acuerdo al científico Audrey Davis-Sivasothy, autor de «Rehab Care Hair» (www.haircarerehab.com), “muchos productos ineficaces que afirman tratar o rehabilitar el cabello a menudo tienen un efecto placebo porque la gente desea que funcionen».

Mito 1: No hay una píldora mágica (o aceite, suero o bálsamo) que haga crecer el cabello más rápido, más fuerte o más grueso.

El crecimiento del cabello está genéticamente predeterminado y controlado por las hormonas. A menos que la píldora mágica afecte a nuestros genes o las hormonas, no hay esperanza de que pueda hacer crecer el cabello. Hay suplementos vitamínicos básicos que pueden ofrecer ligeras mejoras en la calidad del cabello, pero sólo si el cuerpo carece realmente de la vitamina o mineral que se esté tomando.

Mito 2: Recortar el cabello hará que crezca más fuerte, más largo, más rápido o más grueso.

Puesto que el pelo está muerto, el corte de los extremos no tiene efecto sobre lo que ocurre en el cuero cabelludo. Al recortar o cortar el cabello dará la apariencia de estar más grueso, pero sólo es debido a que todos los cabellos recién cortados tendrán casi la misma longitud.

Mito 3: Los productos caros funcionen mejor para el cuidado del cabello.

No necesariamente. Siempre busque ingredientes sobre marcas. Hay la misma cantidad de productos de alta gama mal formuladas, como otros que son mucho más baratos.

Mito 4: Lavar el cabello con demasiada frecuencia produce resequedad.

Esto depende. El cabello puede ser limpiado con la frecuencia que desee sin que se reseque, siempre y cuando utilice los productos adecuados para retener la humedad. Los que suelen tener un tipo de cabello natural más seca (incluyendo aquellos de nosotros con rizos y cabello con mucha textura) a menudo evitan lavarse con frecuencia, ¡pero el agua no es el enemigo! Los culpables son los champús y acondicionadores de mala calidad. Usar los productos hidratantes y acondicionadores adecuados para el cuidado del cabello a la hora de lavarse aumentará la hidratación de su cabello.