Simples maneras para combatir el estrés de los quince

Quince Madrina

 Estás sudando por el estrés de tu fiesta, y todo el mundo lo está notando. Te quedas dormida en clase de Matemáticas y las ojeras bajo tus ojos son imposibles de ocultar. La verdad es que por más importante que para ti se tu celebración de quinceañera, no se justifica que lleves tus niveles de estrés hasta ese extremo. Por cada detalle de última hora, tu mente se pone en “quince” y tus ojos se enrojecen. Pero, no temas, así estés en la escuela, en casa o comprando cosas para la fiesta, donde sea puedes utilizar algunos métodos para combatir el estrés y revertir todos esos efectos secundarios que estás sufriendo ahora… Así que ¡fuera las tensiones!Cuando estés en la escuela, que no te duela…

Sabemos lo importante que es rendir en la escuela. Y honestamente, esas ojeras y bostezos no te favorecen para nada a la hora de destacarte. Cuando vayas a estudiar sintiéndote cansada y abrumada con tu lista de cosas pendientes, puedes confiar en algún instructor que sea un mar de tranquilidad, ya sabes puede ser esa persona que se queda en el salón entre clase y clase escuchando música relajada. En cada escuela hay alguien así. Casi siempre lo que puedes preguntar es si puedes tomar un descansito en el salón durante el receso. Tan pronto como obtengas el “sí”, recuesta tu cabeza en una almohada improvisada con tu bolso y siéntete como en casa para recuperar el sueño perdido. La música suave, el salón vacío y la cómoda almohada te brindarán las “zzzzzz” en un abrir y cerrar de ojos y obtendrás una recarga para enfrentar el resto del día.

No hay nada como estar en casa…

There's no place like home!

Si piensas realmente en relajarte, lo lógico sería pensar que no hay nada como tu propio hogar ¿no es cierto? Pero, con todo el lugar invadido con motivos de la fiesta y tus padres recordándote los gastos que eso significa para su bolsillo, entonces tal vez el mejor lugar para el relax no es precisamente tu hogar-dulce-hogar. Lo que puedes hacer es encontrar un sitio que te sirva para estirarte y respirar mientras drenas tus dolores de cabeza. Acuéstate boca arriba, con la espalda en el piso y respira rítmica y pausadamente. Continúa haciéndolo hasta que te sientas relajada y sigue con una rutina de movimientos de estiramiento. Por supuesto, te ayudará si conectas tus audífonos para escuchar las nuevas canciones de tu i-pod.

Un dólar que vale por mil

One dollar goes a long way!

Si estás recorriendo todos los centros comerciales de la ciudad para escoger los zapatos perfectos para tu ajuar de quince, pronto verás estos lugares más parecidos al infierno que a un paraíso. Y si te acompañan varias de esas amigas que se la pasan opinando, escoger el modelo puede tornarse en una tarea difícil. Pero, para tu suerte en muchos de estos lugares han instalado esas sillas de masaje que con apenas un dólar pueden brindarte una merecida sesión después de la extenuante tarea de comprar en compañía de tus amigas. Simplemente, déjate caer en una de estas sillas que recuerdan al sillón donde tu abuelito ve televisión, y deposita el billete en la ranura. Como si un duende mágico estuviese escondido en la silla, pronto sentirás el movimiento ondulante en tu espalda, tus hombros, tu cuello y tu cabeza ¡Realmente es una sensación agradable! Un dólar te brindará aproximadamente 3 minutos de relax y si pones un billete de 5 podrás disfrutar de esos 15 minutos de terapia que tanto te hacen falta.

 


Quince Madrina

Autor Quince Madrina

La Madrina para todas las quinceañeras!

Mas publicaciones hechas por Quince Madrina