Tips para rentar una limo para tus Quince

Silvia Alegria

Si vas a rentar una limo para tus Quince, hazlo con tiempo para saber precios y condiciones. 

El servicio de limusina es un transporte de lujo y glamour que solo dura unas horas pero que se queda en la memoria de la festejada y su corte de honor.

Pero hay que tomar varias decisiones importantes para elegir el modelo en el que vas a trasladar de la ceremonia al lugar de la recepción. Tú sabes: estilo, capacidad, color, tamaño y precio.

Date tu tiempo

Por lo general la limo no parece un asunto tan urgente de finiquitar, como sí lo puede ser el vestido y el salón de fiestas. Pero si quieres evitar estresarte no lo dejes para el último momento, porque puedes quedarte con menos opciones para elegir. Una buena idea es reservar el servicio con meses de anticipación, digamos de 7 a 12. Parece mucho tiempo pero es mejor prevenir que lamentar. Hacerlo de esta manera te ayudará a escoger con calma el tipo de limo que deseas y conocer los servicios por los que estás pagando.

Elige con cuidado

Antes de reservar el transporte, tienes que saber quién o quiénes viajarán a bordo. Hay ocasiones en que además de la quinceañera, sus damas y chambelanes, también pueden viajar los padres o los padrinos de la festejada.

La capacidad de una limo regular es de seis personas, las extendidas pueden llevar hasta diez y las súper alargadas tienen espacio suficiente para 14 personas. Si se trata de una SUV, caben hasta 22 individuos, considera un party bus.

Primero debes fijarte en algunos servicios adicionales dentro de la limo, como la música y las bebidas. También es importante que pidas que te dejen ver el vehículo para ver las condiciones en las que se encuentra.

Compara precios

Contratar una limusina cuesta por lo general en 300 y 600 dólares por un servicio de cuatro horas, mientras que si se trata de una tipo SUV puede costar hasta 1,500 dólares.

Pide que te den un presupuesto de acuerdo al tiempo que necesitarás el servicio y el lugar o lugares donde quieres que te lleve la limo. Pregunta si hay que darle propina al conductor o si esta va incluida en el contrato.

Fíjate en la seguridad

La apariencia es un factor importante al elegir una limusina, pero también es necesario asegurarte de que tú y tus acompañantes estén seguros mientras estén en la limusina. Pide a la compañía que te muestre su licencia comercial y el comprobante de que están registrados en el estado, así como una prueba de su póliza de seguro.

No está de más que preguntes si sus conductores han tenido accidentes mientras están de servicio. No contrates un servicio que tenga muchas fallas en el aspecto de la seguridad, o muchos accidentes registrados o que no tenga sus papeles en regla, incluso si tienes que pagar más en otro lado.

Featured image is property of AVM Photo Boutique.