5 consejos para olvidarte de tu primer desamor

Maria Elena Aguilar

Heartbreak

A todos nos pasa: ese momento en la vida cuando termina nuestro primer amor, y de repente parece que la vida no tiene nada más qué ofrecer… Si piensas que los rompimientos no tienen gran importancia, lee esto; en una lista de los 50 momentos más importantes en la vida, los sicólogos colocan al primer rompimiento con un novio o novia como una de las 5 más importantes eventos que causan estrés entre los adolescentes.

¿Qué significa esto para ti? Pues simplemente que si ese primer rompimiento se deja pasar como algo no es tratado debidamente

Ponlo fuera de tu mente

Nunca dejarás de pensar en tu ex si todo lo que ves a tu alrededor te lo recuerda. El primer paso es quitar de tu vista todas las cosas que te recuerden a él o ella, como fotos, entradas a conciertos, regalos que te haya dado, cartas de amor… Puedes estar tentada o tentado a buscar y destruir toda la evidencia, pero te recomendamos que no lo hagas porque es tu primera relación, y aunque ahora duela, seguramente querrás tener algún recuerdo cuando seas más grande. Lo mejor es que pongas todo en una caja y la guardes en un lugar oscuro de tu casa, como tu closet, el sótano, o aunque sea en una gaveta que no uses mucho. Después de unas semanas o meses, incluso ¡te olvidarás de que esos objetos existen!

Evita las relaciones de venganza

Hay muchos sentimientos que te afrontamos cuando pasamos por esto, como el dolor, la frustración, el odio, etc. Tal vez te atraiga la idea de mostrar a tu ex que ya es algo del pasado si de inmediato te ve en brazos de un nuevo amor. Pero, piénsalo bien. Por desagradable que sea enfrentar el momento que estás pasando, estas complejas emociones que experimentas son solo eso: emociones. Y necesitas enfrentarlas para que realmente que desaparezcan.

Así que invierte en ti, trata de hacer un diario donde puedas hacer un recuento de lo que te está pasando, busca un momento en el día para sentarte a solas y escribir lo que sientes. Tal vez hace falta que te des la oportunidad de llorar, y llorar de corazón, ya que este ejercicio aunque difícil es la mejor manera de enfilarte hacia tu rápida recuperación emocional. Tú no lo sabes… pero tal vez hasta un buen poema pueda salir de todo esto.

Consiéntete

Tal vez te sientas bien simplemente sin hacer nada, pero estar viendo TV en tu más cómodas pijamas mientras comes tod el helado que te apetezca puede tener consecuencias desastrosas.

No solo la inactividad y falta de cuidado de tu persona puede hacerte sentir enferma, sino que te sentirás peor o hasta te puedes deprimir cuando te des cuenta de cuántos kilos has aumentado. Cuando te sientes mal, se hace mucho más importante tomar en serio tu propio cuidado. Así que oblígate (esfuérzate en hacerlo) a levantarte y seguir una rutina de ejercicios, asegúrate de estar comiendo bien y dormir lo suficiente, así como estar al día con todas tus responsabilidades como tu tarea o tu trabajo a medio tiempo. Este cuidado no solo es importante para mantener tu autoestima alta, sino para proveer un modo de vida que esté lo más posible libre de la presencia de tu ex, lo cual acelerará el proceso de recuperación.

Haz tu lista

Las listas son estupendas por dos razones: son rápidas y fáciles de crear y sirven como recordatorio de las razones detrás de tus importantes decisiones. Cuando estás tratando de superar un rompimiento amoroso, hay dos tipos de lista que puedes escoger:

Si tú decides terminar una relación: Haz una lista de todas las razones por las cuales la relación falló y por qué decidiste terminarla. Esto puede incluir las malas cualidades de tu ex, la infelicidad ocasionada por la relación. Y a veces esto te puede ayudar a evitar llamar o enviar un e-mail a tu ex para que regresen.

Si terminaron contigo: Haz una lista de todas excelentes las cualidades que tú posees. Pide a tus mejores amigos que te ayuden si crees que esta es una tarea difícil. Esto puede servir para recordarte que eres una maravillosa persona, y que tu ex haya decidido dejarte no cambia eso para nada. Eso simplemente significa que no era la persona ideal para ti.

Mantente en buena compañía

Habrás escuchado que la risa es el mayor remedio para la mayoría de los males, nada puede ser más cierto cuando se trata del fin de una relación amorosa.

Cuando te deprimas, rodéate con tus amigos y familiares que tienden a ser más animados y positivos, y sobre todo los que te hacer reír. Es bueno que sepas que ha sido comprobado por la ciencia que la risa puede bajar la presión arterial, reducir las hormonas que se alteran con el estrés, incrementar la fuerza de tus músculos y fortalecer tu sistema inmunológico. Así aunque no te sientas con ganas de reír porque tienes el corazoncito herido, al menos rodéate de personas que te hagan reír. Te sentirás bien y sentirte bien es bueno para tu salud y para tu alma. ¡Trátalo, no te arrepentirás!