bullying

Bullying: Como lidiar con el monstruo

Alicia Monsalve

¿Eres victima de bullying? ¿Le hacen bullying a su hija?

¿Es su hijo un bully? ¿Eres el bully del colegio?

El bullying es una realidad y ocurre desde el preescolar hasta la secundaria, en escuelas y comunidades, en los deportes y en el juego, entre chicas y chicos, entre uno a otro sexo y con bastante frecuencia contra homosexuales, o cualquiera que pudiese parecer “distinto”.

Pero, ¿qué pueden hacer tú y tu familia para evitar que esto suceda a tu alrededor? Veamos:

El bullying no es un juego, de ser ignorado puede resultar en un suicidio.

bullying

StopBullying.gov cuenta con excelente información acerca del acoso.

Aunque para alguien que está sufriendo bullying es muy difícil atreverse a hablar con un adulto acerca de lo que está pasando, en muchos casos los niños tratan de buscar ayuda con sus maestros o padres y estos no toman sus quejas o temores con seriedad.

Es que a pesar de la frecuencia con que el acoso se presenta, aún muchos adultos creen que el ser molestado en la escuela es parte inevitable del proceso de crecimiento, tal vez porque ellos mismo lo sufrieron. Pero eso no necesariamente es cierto.

El bullying puede prevenirse, evitarse y afrontarse.

Hay muchas técnicas que pueden mejorar tanto la respuesta positiva de los menores que son objeto de intimidación, como de aquellos adultos que tienen la responsabilidad de velar por ellos e intervenir para evitar que el acoso deje secuelas irreversibles.

bullying_entre_niños

¡NO al acoso escolar!

Consejos para ti

Si tú quieres saber cómo enfrentar el acoso escolar, el primer paso es aceptar que existe. Si te sientes intimidada, no creas que es el fin del mundo: busca información, habla con tus padres, pide ayuda al consejero escolar. Y lo más importante: ¡no te dejes!

Comienza a llevar un registro detallado de los incidentes que te ocurran, toma fotos si tu locker ha sido violentado, rayado o si recibes notas intimidatorias no las desechas, muéstralas como prueba de lo que te está sucediendo.

No creas que eres la única que está sufriendo el problema y que te mereces vivir así: la situación puede y tiene que cambiar. Puedes unirte a grupos de ayuda en Internet y también existen páginas web donde puedes buscar información:

Asociación contra el acoso (bullying)

Prevención del acoso (bullying)

Este no es un problema que debas enfrentar a solas. 

Busca ayuda de los adultos a tu alrededor: padres, maestros, consejeros escolares, tus propios compañeros. Ya se sabe que muchos padres o maestros no toman en cuenta las señales de alerta que dan los niños y adolescentes involucrados en situaciones de amedrentamiento, pero es tiempo de que te tomen en cuenta.

ejemplo_en_casa

Para más información haz clic en la foto.

Haz que tus papás lean esto

Aunque usted piense que la escuela de su hijo es un ambiente normal, probablemente exista en este momento alguna situación donde un niño o adolescente está sufriendo el abuso de sus compañeros.

Si usted sospecha que su hijo está siendo acosado, no espere más tiempo. Busque ayuda de los consejeros de la escuela y si no se siente escuchado, no se desanime.

Como adulto: ¿qué puedo hacer para ayudar?

Muchos padres se sienten incapaces de afrontar un problema tan complejo por sí solos y la preocupación que citan con mayor frecuencia es cómo detectar si su hijo está sufriendo el acoso, o determinar si por el contrario es un perpetrador.

• Mantenga los ojos abiertos si detecta un cambio de conducta brusco en el jovencito

Si no desea viajar en el autobús, llega con moretones o la ropa rasgada, o si “desaparece” el dinero de su merienda, sus juegos de video, su ipod o sus útiles con demasiada frecuencia, si se preocupa porque no lo invitan, lo mantienen al margen a propósito o esparcen rumores en su contra, pregúntele qué está pasando.

• Escúchele con atención y anote los detalles.

Bríndele su apoyo y hágale saber que el acoso no es parte normal de su paso por la escuela, sino un problema que puede remediarse.

contra_el_bullying

Para mas información haz clic en la foto.

• No lo culpe por lo que está pasando.

Busque actividades para que su hijo o hija refuerce su autoestima y sus capacidades de socialización, como los deportes o la música. No se resigne a la situación, aún si su hijo tiene alguna discapacidad puede desarrollar destrezas para protegerse del acoso.

• Eduque a su hijo o hija

Aconséjele o proporciónele material de lectura sobre acoso escolar, practique las técnicas de defensa con él o ella en casa. Practique simulaciones de situaciones de acoso y enséñele cómo defenderse y alertar a los adultos sobre la conducta del acosador.

• Involúcrese en sus actividades

Asista a sus prácticas deportivas y participe más en su rutina diaria.

• No promueva la violencia, ni aconseje a su hijo que golpee al acosador.

Pida que se realicen charlas en la escuela para llamar la atención sobre el acoso. Una comunidad informada y unida ante los problemas se defiende mejor. Busque material informativo y busque la manera de distribuirlo entre los padres de niños que asisten a la misma escuela.

 

¿Qué hago si mi hijo acosa a otros?

• Esté pendiente si su hijo o hija usa palabras despectivas cuando se trata de otros, si trae a casa objetos que no le pertenecen o si se mofa de sus compañeros.

• Los niños que abusan de sus compañeros en la escuela tienen la tendencia a desarrollar conductas criminales en la edad adulta o formar parte de pandillas. Intervenir a tiempo puede evitarlo.

• Busque ayuda psicológica familiar, generalmente los jóvenes que actúan con violencia están expresando sus propios problemas tratando de hacer a otros lo que ellos mismos sufren.