La elección de las zapatillas

Ivett Romo

 En todas las fiestas de Quince Años nunca pueden faltar  ciertas costumbres y tradiciones que se realizan  durante la presentación de la festejada ante sus  invitados; una de ellas es el “cambio de zapatos”,  ceremonia muy importante porque simboliza que la  jovencita deja de ser niña y pasa a convertirse en  mujer, detalle que en realidad es el punto principal de  toda la celebración.

Tradicionalmente, es el padre de la Quinceañera quien, durante la recepción, ayuda a su hija a cambiarse los zapatos de piso por unos de tacón. A partir de ese momento, la festejada seguirá celebrando su fiesta con su nuevo par de zapatos; por eso es sumamente importante la elección de unas zapatillas cómodas y que vayan de acuerdo con el resto del atuendo de la Quinceañera.

Hay dos cosas que son fundamentales en la elección de tus zapatillas:

1. Que hagan juego con tu vestido. Las zapatillas no tienen que ser necesariamente del color de tu vestido, pueden ser de cualquier otro color siempre y cuando hagan una buena combinación con tu vestimenta.

2. Que sean cómodas. Después del cambio de zapatos, estarás usando las zapatillas toda la noche, así que es recomendable que uses los tacones unos días antes de la fiesta para que veas si podrás o no caminar con ellos.

Si quieres hacer de la tradición algo más original y divertido, juégale una broma a tus invitados. Cambia las tradicionales zapatillas de tacón por unas botas vaqueras, unos zapatos extraños, tacones con plataformas muy altas o con colores muy fuera de lo común. ¡Todos se sorprenderán!